Nuestra web usa cookies para mejorar la experiencia de usuario y le recomendamos aceptar su uso para aprovechar plenamente la navegación.

close

Nuestra web usa cookies para mejorar la experiencia de usuario y le recomendamos aceptar su uso para aprovechar plenamente la navegación.

close
sombras fondo sombras fondo sombras fondosombras fondosombras fondo sombras fondo
Carapelli

Actualidad

Carapelli
Creatividad en la cocina
Creatividad en la cocina
  1. HOME
  2. Actualidad

Cómo desarrollar la creatividad en la cocina: convierte en arte tus fogones

19 de julio de 2018

Lo efímero también es arte. No hay obligación de que una creación perdure en el tiempo físicamente. Pero si tiene carácter y personalidad propia, quedará su legado. Eso ocurre en la cocina, donde un plato se convierte en obra maestra para, rápido, transformarse de alimento a recuerdo pasando por una experiencia única. ¿Por qué no ofrecer tu arte a los tuyos? Disfrutarán ellos y disfrutarás tú.

Seguramente vivas corriendo de un lado a otro; siempre con prisa. De vez en cuando, muy probablemente, regalas a tu paladar sabores increíbles. Una experiencia en solitario o con los tuyos. Te propongo una cosa: aumentar esa vivencia. Llámalo reto o llámalo disfrutar aún más. Haz que no todo se quede en degustar un magnífico plato, que también sea cocinarlo. Empezar de cero como lo hace un pintor seleccionando lienzo y pinturas o un escultor escogiendo la materia prima a trabajar. De sobra es conocido que la comida nos permite viajar en el tiempo. Recordar nuestra niñez o rememorar un viaje. Aprovéchalo.

Cuentas con una ventaja de inicio: no toda la buena cocina es complicada. Ni mucho menos. El arte no está necesariamente en convertir las cosas en algo difícil. El arte habla de abrazar la creatividad, de hacer algo único. Incluso entre fogones. No hay que compararse con nadie, solo disfrutar e ir aprendiendo. A cada plato, serás más artesano de la comida. Más maestro. Imagina que tienes un plato vacío y otro con la comida ya perfectamente dispuesta. Es el símil a un lienzo en blanco y a una pintura terminada y lista para ser disfrutada. Te voy a dar unos consejos para que des tus primeros pasos en este arte. Los tengo apuntados en mi vieja libreta y hoy los quiero compartir contigo:

NO FUERCES LA CREATIVIDAD Y ANOTA SIEMPRE LAS IDEAS

A ese plato vacío tienes que otorgarle sentido. La creatividad no es un “porque sí”. Por eso es fundamental que dejes trabajar ese ingenio cuando realmente te apetezca hacerlo. Cuando tengas la motivación. Nunca fuerces la creatividad. Hazme caso (y recuerda, como ya te he comentado alguna vez, que son muchos los años los que mi corazón lleva latiendo). Por cierto, si algo me ha enseñado mi experiencia es que las mejores ideas, lo que más nos inspira llega en el momento menos oportuno. Haz lo que sea por apuntar esa idea.

VIVE EXPERIENCIAS Y PON TODA TU PASIÓN EN LA COCINA

Pausa. Tranquilidad. La originalidad y la creatividad requieren que salgas de tu zona de confort. Y lo puedes hacer viviendo experiencias que te gusten y te nutran para luego concebir ideas para la cocina. Es esa actitud proactiva la que lleva conseguir obras de arte. ¿Por qué crees que Cesira y Costantino llegaron a la maestría con Carapelli? Le pusieron todo el corazón, toda la pasión todo el amor a su creación. Necesito que te emociones, que busques el sabor que te transporte a un momento vivido. Que encuentres el olor que te recuerde a una persona especial. Que vivas con intensidad todo el proceso. Cuenta Ferrán Adrià, uno de los chefs más reconocidos, que “A veces uno puede crear con sentimientos, no solo con técnicas”. Atención, porque lo dice un profesional apasionado de la técnica y la innovación máxima en la cocina. Imagina entonces el valor de la pasión.

NO TENGAS MIEDO A FALLAR Y DISFRUTA AL MÁXIMO DE CADA PLATO CONSEGUIDO

Querido amigo y querida amiga, falla. No me importa que se te queme la comida, que le eches demasiada pimienta a un plato, que una carne se te quede seca, que el arroz de un risotto se te quede poco hecho. ¡Me da exactamente igual! Así de claro. Lo que sí te pido es que aprendas. La siguiente vez, la que te salga bien, lo disfrutarás el doble. Y cuando compartas tu obra y la disfruten tus amigos o tu familia valorarás esa creatividad.

Con esto último, inconscientemente, he echado un vistazo a la botella de Carapelli. Aporta la creatividad de un gran diseñador italiano manteniendo la herencia del recipiente que anteriores botellas han utilizado. Una obra maestra, porque así hay que llamarla, que tiene personalidad. Cada vez que la coges la miras y disfrutas de su diseño. No sólo contiene un gran aceite de oliva virgen extra, contiene mucha pasión. Por eso es una pieza más para el museo vivo que ha de ser tu cocina y que tú, con tu creatividad, más a llenar de sentido.

Artículos Relacionados

Menú